Llevaba tiempo pensando cambiar de portátil, necesitaba autonomía, algo ligero y, requisito indispensable, barato.

Tras darle algunas vueltas aunque no muchas porque el presupuesto acota mucho las opciones, me decidí por un Medion Akoya (sin rima que os veo) E2221T, es un buen equipo para los que estamos todo el día de un sitio a otro. Uno de esos dos en uno, tablet y portátil, aunque únicamente iba a darle uso como portátil.

Pros y contras

Desde el primer momento me sorprendió, ligero, autonomía de 7 u 8 horas, pantalla de 11′ y por supuesto barato. Si bien hay varias configuraciones el modelo de 4Gb de RAM y 64Gb de HD ronda los 200€, el modelo más modesto con 2Gb de RAM y 32GB de HD esta en torno a los 150€.

El único problema es que viene de serie con windows 10, no haré sangre pero la verdad es que no tira.

Instalación de Lubuntu

Así que me puse manos a la obra, entre las distintas distribuciones hijas de Ubuntu me decidí por Lubuntu.

Descargue la imagen de 64bits, lubuntu-18.04-alternate-amd64.iso, desde su página oficial https://lubuntu.net la tosté en un USB con Etcher y en apenas 30min ya tenia operativo mi flamante portátil con la última versión de Lubuntu.

Si tienes problemas de arranque del USB, mira la configuración de la BIOS aquí.

Sensaciones

Tras varias semanas de uso puedo decir que todo perfecto.

La autonomía y rendimiento perfectos. Espacio en HD ocupado por el SO, mínimo. Conexión por Bluetooth con otros dispositivos sin problema, conecto con bluetooth al smartphone con Android para navegar cuando no dispongo de una wifi. Audio ok. Wifi ok, 2G y 5G.

Tengo instalados a día de hoy servidor y cliente mysql, servidor ftp, entornos de desarrollo (CodeBlocks, Anjuta, Eclipse y Spyder entre otros), ofimática, varios browsers (entre ellos Tor), sincronización con Garmin, reproducción de video y multimedia, varios monitores…

Que más puedo decir, contento con la compra y con Lubuntu.

No es necesario gastar mucho para tener un buen equipo.

Espero os ayude. Feliz día!