Siempre con prisas, de un lado a otro intentando abarcar el tiempo todo lo posible, haciendo mil cosas, la creencia de que así aprovecharía al máximo. A pesar de ello, la sensación de no llegar, de no aprovechar los días estaba siempre ahí.

Ahora calma, centrado en el momento sin pensar en después.

La percepción personal del momento actual también tiene relación con la escritura, con la necesidad plasmar ideas en papel o un blog. Escribir requiere atención al detalle, abre un momento a la reflexión, sutilmente obliga a enfocar, apreciar y ser más consciente del hecho descrito. Permite aclarar ideas que normalmente pasan rápido y a las que no solemos dedicar tiempo.

Sin un guión concreto, este blog una tormenta de ideas, recordatorios, borradores y apuntes al margen del block de notas.

Bienvenidos, feliz día y … Altaruru!!!