Un USB Persistente es un USB Live tradicional con la particularidad añadida de guardar todos los cambios como si de una instalación tradicional se tratara.

Esto que puede parecer algo aparentemente trivial conlleva que cada vez que arranques tendrás el sistema tal y como lo dejaste, tienes tu PC/Portatil totalmente operativo como en una instalación estardar, con tus apps, juegos, entornos de desarrollo, configuración de cuentas, gestores de correo, personalizaciones de escritorio, ofimatica, configuracion WIFI…, sea cual sea la CPU donde lo «pinches».

Me he acostumbrado tanto que es mi entorno de trabajo habitual, ya no voy con mochila y portatil a cuestas, tengo un PC en la oficina, otro en casa, ambos sin disco duro, arranco desde USB y como si llevara la CPU bajo el brazo. Que voy a casa de un amigo y necesito mi pc, «pincho» el USB y «voilà».

Es otra vuelta a lo que algunos haciamos hace años con los discos duros extraibles de 3,5.

Bueno, dejemonos de charla y al lío.

Crear un USB Persistente con mkusb

mkusb permite instalar distros en usb, su característica principal es que está específicamente orientado a la creación de USBs persistentes.

Instalación mkusb

Añade el repositorio de desarrollo para tener acceso a la última versión:

sudo add-apt-repository ppa:mkusb/ppa

Y como siempre, update de los repositorios:

sudo apt update

Cuando termine el update instalamos:

sudo apt install --install-recommends mkusb mkusb-nox usb-pack-efi

Ya tenemos mkusb, ahora toca instalar nuestra distro.

Instalar distro en usb persistente con mkusb

Como en cualquier instalación Linux, necesitamos la ISO.

Ve a la página de descargas de tu distro favorita y descargala. Si te cuesta decidir te recomiendo lubuntu

Con la iso descargada abre consola y ejecuta:

sudo -H mkusb lubuntu-19.04-desktop-amd64.iso p

Se abrirá un menú en la misma consola con varias opciones:

Selecciona la interfaz clásica Eleven, opción e

Y verás la siguiente ventana, en la parte superior resaltado vemos «persistent live«, vamos bien! xD

El siguiente paso es seleccionar la unidad donde instalaremos.

MUCHISIMO CUIDADO en este paso, si marcas otra unidad perderás todo el contenido de la misma.

Un consejo, durante la instalación desconecta todos los pendrives y discos duros que no sean imprescindibles.

Selecciona el USB destino, en mi caso el Sandisk de 64gb y acepta «OK».

Como es un paso «delicado«, volvemos a ver ventana informativa con la ISO a instalar, el USB destino y la opción de persistencia.

Vemos en rojo el aviso: «Por favor, compruebe de nuevo es el dispositivo correct, si te equivocas que no sea porque no se te avisó xD

Si todo es correcto, marca el check y «Go«

El siguiente mensaje a mi entender es algo confuso. Se refiere a cuanto espacio quieres utilizar para el SO, dejando el resto como partición de datos.

Si tu USB es de 64Gb y pones 50% creará dos particiones de 32 cada una, una para datos y otra para el sistema.

Esto es cuestión de gustos, en mi caso siempre dedico el 100% del USB a Linux.

Una vez seleccionado, continuamos con «OK», veremos como la barra de progreso avanza y un log de las operaciones por el Terminal.

Esperamos un poco y…

Ya tienes tu USB persistente!

Eso ha sido todo, dudas y comentarios como siempre.

Saludos!!